30 NOV

Inicia la novena a "María de la Santa Fe", por las intenciones dadas por la Virgen durante todos estos años.”, finalizando el 
8 DICIEMBRE de 2017.
. Durante el último día del mes, hasta el 7 inclusive, es a las 18:00 HS (Horario Verano) y los días 8 a las 16:00 HS.

Síguenos en:  

Letanías de la Reconciliación

sábado 9 de febrero, 2013

image01Por mi pecado, te pido perdón. ¡Señor Ten piedad!
Por mis palabras hirientes hacia los otros. ¡Señor Ten piedad!
Por mi falta de confianza en tu amor. ¡Señor Ten piedad!
Por mis críticas hacia mi prójimo.  ¡Señor Ten piedad!
Por mi resentimiento hacia quienes me hacen sufrir. ¡Señor Ten piedad!
Por mi egoísmo que me hace buscar primero mi interés. ¡Señor Ten piedad!
Por mi indiferencia hacia el sufrimiento de los otros. ¡Señor Ten piedad!
Por mis infidelidades a las promesas que te hice. ¡Señor Ten piedad!
Por el odio que dejo habitar en mi corazón. ¡Señor Ten piedad!
Por negarme a perdonar a los que me hicieron daño. ¡Señor Ten piedad!
Por los sentimientos de venganza que dejan huella en mi alma. ¡Señor Ten piedad!
Por mis reacciones de violencia ante cualquier contrariedad. ¡Señor Ten piedad!
Por mi falta de misericordia en mis juicios hacia los otros. ¡Señor Ten piedad!
Por el miedo hacia lo que me puedas pedir. ¡Señor Ten piedad!
Por haber preferido a menudo mi voluntad a la tuya. ¡Señor Ten piedad!
Por los malos deseos que agitan mi imaginación. ¡Señor Ten piedad!
Por cerrar mi corazón a los que me piden mi amor. ¡Señor Ten piedad!
Por ésta tendencia al mal en la que me complazco. ¡Señor Ten piedad!
Por mi falta de entusiasmo para orar. ¡Señor Ten piedad!
Por haber aprovechado a menudo la ofrenda de tu vida sobre la cruz. ¡Señor Ten piedad!
Por mi pereza a servir a mis hermanos. ¡Señor Ten piedad!
Por encerrarme en mí mismo separándome de los otros. ¡Señor Ten piedad!
Por esos malos deseos y pensamientos malsanos que ofenden tu amos. ¡Señor Ten piedad!
Por toda mi ingratitud hacia ti. ¡Señor Ten piedad!
Por reusar reconciliarme contigo y con mis hermanos. ¡Señor Ten piedad!
Por mis complicidades con los engaños del maligno. ¡Señor Ten piedad!
Por el orgullo que a menudo impregna mis actos, aún los buenos. ¡Señor Ten piedad!
Por haber preferido muchas veces la mentira a la verdad. ¡Señor Ten piedad!
Por haber permanecido sordo a los gritos de ayuda de los pobres. ¡Señor Ten piedad!
Por haber acaparado fácilmente tantas cosas para mí y haber dado tan poco de mí mismo. ¡Señor Ten piedad!
Por la rebeldía contra Dios que habita en mi corazón. ¡Señor Ten piedad!
Por el miedo al juicio de los otros sobre mí. ¡Señor Ten piedad!
Por no haber testimoniado en mi vida la esperanza que hay en ti. ¡Señor Ten piedad!
Por haber creído tan poco que tú eres la resurrección y la Vida. ¡Señor Ten piedad!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Aumentar Fuente
Contraste