31 OCT

Inicia la novena a "María de la Santa Fe", por las intenciones dadas por la Virgen durante todos estos años.”, finalizando el 
8 NOVIEMBRE de 2017.
. Durante el último día del mes, hasta el 7 inclusive, es a las 18:00 HS (Horario Verano) y los días 8 a las 16:00 HS.

Síguenos en:  

Mensajes 2012

Miércoles 8 de agosto de 2012 en el “Campito”

Dice la Santísima Virgen: Hijos míos, benditos y amados hijos míos aquí está María con sus hijos y Mi Manto Celestial es la muralla que os protege a vosotros, pequeños hijitos míos.

Buscad refugio en Mi Manto Celestial. Buscad refugio en el Santo Rosario. La Madre se manifiesta con los hijos trayendo el mensaje del Señor, trayendo el mensaje del cielo e invitando a los hijos a la conversión.

Mis hijos deben escuchar Mis palabras, Mis hijos deben estar atentos, son los días de la Madre con los hijos y la humanidad debe buscar el camino de la luz y de la verdad. Como Madre invito a todos los corazones a vivir en la verdad y a acercarse hacia Cristo Jesús Mi Hijo Amadísimo y a aceptar como alimento para la Vida Eterna a través de Su Cuerpo y de Su Sangre.

La Madre os bendice, ésta Madre os bendice en forma especial. Hago descender Mis gracias desde el cielo sobre cada uno de vosotros. Os escucho, os atiendo. No estáis desamparados. La Madre está a vuestro lado, siempre, a cada día, a cada instante, en cada momento.
Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

pintura_jesus_luzDice Jesús: Hermanos míos, benditos y amados hermanos míos. Mirad siempre la luz de Mi corazón, mirad la luz de Mi Divina Misericordia, y entregaos definitivamente a Mí.

Sacad del corazón la vanidad, el orgullo, los pensamientos incorrectos y dejad que Mi Corazón entre a reinar en vosotros. Dejad que Mi Sacratísimo Corazón os modele a cada instante.
El mundo trata de apartaros de Mi lado. El mundo, con sus complacencias, trata de apartaros de mi lado. Manteneos firmes, junto a Mí, fieles junto a Mí. Aprovechad Mis palabras, meditadlas en vuestro corazón. Meditadlas cada día y así cada día iréis caminando en la verdad, en la luz, en la santidad.
Sed, Mis mensajeros en el mundo entero, porque Mis palabras son para todos los hombres.

Os amo, infinitamente. Os amo.

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

Os bendigo, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Viernes 8 de junio de 2012 en “El Campito”

Dice la Santísima Virgen:” Hijos míos; benditos y amados hijos míos aquí nuevamente está la Madre, aquí con cada uno de vosotros. Esta Madre que viene a acompañaros, en éste camino en la tierra. Esta Madre que os conduce a vosotros y os toma de la mano para que no equivoquéis el camino.

Mi Corazón Inmaculado os bendice. Mi corazón de Madre está en vosotros para mostraros en forma especial y en éste día el camino que conduce a Jesús, a Cristo Jesús Mi Hijo Amadísimo.

Todos los días debéis rezar por la paz en los corazones, las familias en el mundo entero El Santo Rosario es arma poderosa para vencer al enemigo, para vencer a Satanás. Rezad entonces hijitos Míos como lo pide Mi Inmaculado Corazón.

Hoy aquí os bendigo,hoy aquí me manifiesto en esta Santa Fe, la Nueva Jerusalén. En ésta Argentina, tan dispersa, en ésta Argentina Santa y Bendita que está dominada por la oscuridad. Rezad mucho para que todos Mis hijos vean la luz de Jesús, dejen entrar la luz de Jesús en sus corazones. Y ésta nación brille realmente como Dios Nuestro Señor lo desea.

Debe resurgir la verdad en los corazones, deben los corazones buscar la verdad todos los días. La verdad os hace libres. La verdad desata todas las cadenas.

Tened fe. Confiad y mirad Mis ojos de Madre, que os miran a vosotros. Como Madre veo vuestras angustias, dolores, vuestras penas y tristezas.

Levantad el corazón, el ánimo, y confiad en Dios que os dará la respuesta a su debido tiempo.

Meditad. Meditad. Meditad mis Palabras.”

jesus_corazon008Dice Jesús: “Hermanos míos, benditos y amados hermanos míos. Venid todos a Mí. Venid y llegad a Mi Sacratísimo Corazón. No os sintáis indignos. ¡Aquí estoy! Con vosotros estoy siempre, estoy en vuestros corazones.

Dejad siempre el lugar, en el interior de vuestro corazón, para Mi propio Corazón. Éste Corazón que os ama, éste Corazón que os bendice. Éste Corazón que derrama su bálsamo en vosotros, en vuestras familias, en vuestras comunidades. Mi Corazón es la paz, para las almas atormentadas. Mi Corazón es la serenidad para tantas almas angustiadas para tantas almas desesperadas.

Os muestro Mis Sacratísimas llagas, llagas abiertas, por amor a vosotros. Llagas que no dejan de sangrar por amor al mundo entero. Llagas que están abiertas para salvar a toda la humanidad, de la muerte eterna. Venid a Mí, que soy el Buen Pastor y vosotros sois Mis ovejas y estáis en Mi rebaño. Éste es Mi rebaño, vosotros estáis en él.

¡Venid, confiad! Llegad siempre a Mí, porque no quedaréis defraudados. No quedaréis jamás desamparados de Mi Mano, Mi Mano poderosa os bendice, os protege, os ama a todos.

Hijitos Míos. Os amo a todos hermanos Míos. Confiad siempre, confiad en Mis Palabras, en Mi Presencia. No dejéis jamás, que las dudas invadan vuestro corazón. Que el temor invada vuestro corazón.

Sed auténticos mensajeros de Mis Palabras en el mundo entero. Sed testimonio de Mi Presencia en el mundo entero. No guardéis Mis Palabras , que el mundo las conozca, que todos los hombres conozcan Mi Presencia. Que la humanidad hoy se aparte del camino oscuro y vuelva a Mi camino. El camino de la verdad, de la justicia, de la vida. Mi Corazón es fuente de agua viva para todas las almas y ésta agua se vuelca sobre la humanidad para salvar a todos los hombres.

Vine, para salvar al mundo y no para condenarlo, vine para dar nuevas oportunidades a todas las almas, oportunidades de salvación. Que nadie tema acercarse a Mí. Todos deben llegar a Mí. Nadie debe sentirse excluido de éste llamado, llamo a los corazones, a las almas llamo, suplico, a todos los hombres. Llegad a mí y encontraréis la verdadera paz, encontraréis el consuelo, encontraréis la serenidad del alma. Soy el camino a la vida eterna , llegad a Mí, venid a Mí, cobijaos bajo el amparo de Mi Sacratísimo Corazón!

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

Os bendigo en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Martes 8 de mayo de 2012 en “El Campito”

Rosario en mano

“…Aquí estoy con el Rosario en Mis manos y os pido que abráis vosotros vuestras manos y recibáis este Rosario. Que cada uno reciba éste Rosario y debéis llevarlo a vuestro corazón, allí hijitos míos está Mi amor de Madre, en vuestros corazones, allí está Mi presencia, allí están Mis palabras...”

Dice la Santísima Virgen:”Hijos míos benditos y amados hijos míos, aquí me manifiesto nuevamente con vosotros. Vengo desde el cielo, trayendo sobre cada uno de vosotros las bendiciones y gracias que estáis necesitando.

Aquí me manifiesto y mi Manto Celestial os cubre a todos. Aquí estoy con el Rosario en Mis manos  y os pido que abráis vosotros vuestras manos  y recibáis este Rosario. Que cada uno reciba éste Rosario y debéis llevarlo a vuestro corazón, allí hijitos míos, está Mi amor de Madre, en vuestros corazones, allí está Mi presencia, allí están Mis palabras.

Debéis tomaros, siempre de las manos, y seguir avanzando, seguir el camino que Dios Nuestro Señor prepara para cada uno de vosotros.

No debéis bajar los brazos, y debéis sentir, Mi calor maternal, Mi presencia, Mi amor, Mis palabras, debéis sentir a ésta Madre cerca de vosotros, porque la Madre no se aparta nunca de vuestro lado, la Madre viene a socorreros, a daros fuerza, a daros, verdaderamente FUERZA para seguir el camino.

 Aquí están Mis palabras, Mi presencia real con vosotros. Aquí estoy  hijitos míos  y debéis sentir paz en vuestro corazón, que el mundo no ahogue esa paz, esa paz que ésta Madre pone en vuestro corazón.

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.Debéis iluminar a todos vuestros hermanos, iluminar con vuestra fe, debéis avanzar en la fe, en la oración, en la penitencia y en los sacrificios. ¡No bajéis los brazos! porque aquí está  la Madre, junto a cada uno de sus hijos.


Dice Jesús:
“Hermanos míos benditos y amados hermanos míos. ¡Mis pequeñas ovejas! ¡Mis ovejitas! ¡Mis hermanos! Aquí estoy y vengo para consolaros. Vengo, con Mi Divina Misericordia para sanaros. Vengo con Mi amor para cubrir vuestro corazón y sanaros. Sois, Mis pequeñas ovejas, sois, las ovejas de Mi rebaño, y estáis frente a Mi presencia.

Jesus con ovejas

Os traigo todas Mis palabras, Mis enseñanzas, Mi paz, os traigo éste amor que debe ser recibido y aceptado por los corazones. Aquí estoy, y Mi Sacratísimo Corazón, es vuestra paz, vuestro consuelo, vuestra serenidad.

Aferraos a Mí. No dudéis de Mi amor hacia vosotros. Sois Mis ovejas. ¡Mis pequeñas ovejas! Sois, Mis hermanos. Sois, Mis hijos. No dudéis jamás de este amor que derramo en cada uno de vosotros.

Sed siempre difusores de Mi palabra, de Mi amor, Mi verdad y Mi paz, y enseñad a las almas y a los corazones a vivir en la paz, en la verdad, en la luz. Aumentad vuestra fe, vuestra esperanza, y seguid Mis pasos, ¡seguid los pasos del Buen Pastor! que conduce a cada una de sus ovejas.

¡Aquí está Mi amor para vosotros! Aquí está el bálsamo de Mis Sacratísimas Llagas para cada uno de vosotros, este bálsamo que es Mi Preciosísima Sangre y que derramo, sobre todos y en forma especial para sanaros, para daros todos los días nuevas fuerzas, para que jamás dudéis y no tengáis miedo del mundo y de los hombres.

Sed valerosos. Sed Mis soldados valerosos. Sed, sed  verdaderamente Mis ovejas. Sed ovejas buenas, dóciles, de corazón abierto, para todos los hombres.

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

Os bendigo, en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Domingo 8 de abril de 2012 en el “Campito”

Ave_Maria

Mi amor de Madre se manifiesta con todos los hijos. Mi amor, mi amor misericordioso de Madre, se manifiesta en cada corazón.

“Hijos míos; benditos y amados hijos míos. Os agradezco
en forma especial, a cada uno de vosotros, por vuestra presencia junto a ésta Madre.
Esta Madre, que hace descender una lluvia de bendiciones y de gracias sobre cada uno
de vosotros, sobre vuestras familias, y sobre todos los hijos, que por alguna ocasión o
motivo, no han podido estar aquí.

Mi amor de Madre se manifiesta con todos los hijos. Mi amor, mi amor misericordioso
de Madre, se manifiesta en cada corazón. Gracias hijitos míos por abrir las puertas de
vuestros corazones, por escuchar y atender a ésta Madre, por ser sencillos, simples y
obedientes.

Tenéis que avanzar cada día, tenéis que superar las pruebas y cargar vuestras cruces. Y
debéis acordaros que la Madre os acompaña, que la Madre os sostiene, que la Madre os
conduce por el camino de la luz y de la verdad.

Hoy hay muchas almas ciegas y muchos corazones cerrados que no aceptan mis
palabras maternales, hacia ellos también va mi amor, va mi presencia, va mi mirada
maternal.

Vosotros debéis trabajar, poner vuestras manos para ser grande ésta Santa Obra, porque
la Madre está aquí, en ésta Santa Fe la Nueva Jerusalén, en ésta Argentina, el Nuevo
Israel.

La Madre está presente, a lo largo y a lo ancho de esta nación, llamando a todos
los hijos a una profunda conversión, a una diaria conversión. Aceptad mis palabras
profundamente en vuestro corazón, y vivid éstos días tan especiales en que la Madre
aún permanece con cada uno de vosotros. Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.”

Dijo Jesús:

“Hermanos Míos, benditos y amados hermanos Míos, sentid Mi presencia
junto a vosotros, sentid el latir de Mi Sacratísimo Corazón, que late de amor por
vosotros, que derrama todo su amor en vuestros corazones. Sentid Mi presencia y Mi
amor misericordioso que os muestra el camino de la verdad. Luchad y trabajad, y abrid
siempre las puertas para que Mis palabras entren en lo profundo de vuestro corazón.
No os olvidéis de Mis promesas y de Mis palabras, que siempre se cumplen. Aquí
estoy, invitando a todas las almas a una conversión definitiva, invitando a la humanidad
a que se acerque a la luz, a Mi luz, a Mi verdad, a Mi amor.

Ya basta de ídolos falsos, ya basta de seguir luces engañosas, y que solamente
conducen a la muerte eterna. Ya basta, seguid solamente Mi luz, Mi luz que os conduce
a la vida eterna, seguid Mis pasos, porque tras Mis pasos camináis hacia la vida eterna.
No dudéis de Mi amor, de Mis palabras, de Mi presencia. No dudéis jamás de éste amor
misericordioso que siento por cada uno de vosotros.

Derramo en éste momento Mi Preciosísima Sangre sobre vosotros, para bendeciros,
liberaros y daros la fuerza para seguir Mi camino. No dudéis jamás, jamás de Mi amor
hacia cada uno de vosotros.

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

Os bendigo, en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Aumentar Fuente
Contraste