31 JUL

Inicia la novena a "María de la Santa Fe", por las intenciones dadas por la Virgen durante todos estos años.”, finalizando el 
8 AGOSTO de 2017.
. Durante el último día del mes, hasta el 7 inclusive, es a las 16:00 HS (Invierno o Verano).

Síguenos en:  

Mensajes 2014

Domingo, 21 de diciembre 2014

Mensajes de Jesús y María de la Santa Fe

Por la noche le dice la Santísima Virgen a Vicente:
“Vicente hijo mío: los hijos deben perseverar en la oración para ganar las batallas que libra el enemigo, los hijos deben orar permanentemente para hacer frente a las insidias del enemigo, María como Madre os propone, esta Madre os propone a todos, rezad el Santo Rosario todos los días, formad grupos de oración, rezad el Santo Rosario en comunidad y no dejéis de asistir a la oración con vuestros hermanos, así ayudaréis a esta Madre en esta batalla contra el adversario, escuchad a María, a esta Madre que se hace presente en esta Santa Fe.
Meditad Mi Profundísimo Mensaje. Amén. Gloria al Sagrado Corazón de Jesús
Leed: hebreos; C 3; 10 al 12. Hazlo conocer a tus hermanos.”

corazon_jesusLe dice Jesús:
“Vicente hermano mío: Invito a mis hermanos a acercarse al Sacramento de la Reconciliación, invito a mis hermanos a llegar ante el sacerdote, a todos mis hermanos llamo a través del sacerdote, para que cada uno limpie su corazón y su alma de los pecados, no os olvidéis jamás que estoy en el sacerdote escuchándoos, que estoy presente vivo eternamente en cada Hostia Consagrada y aún mis hermanos piden signos mayores para ver y creer.
Venid a Mí, os doy el agua viva que brota de Mi Corazón traspasado por amor, por amor a cada uno de vosotros.
¿Por qué aún muchos dudáis de Mi presencia, de mi amor y de mis mensajes a la humanidad?
Meditad Mi Profundísimo Mensaje. Amén. Gloria a Dios Mi Padre.
Leed: 1er Libro Macabeos: C 5, V 4 al 6. Lucas: C 7; 2 al 8. Predícalo a todos tus hermanos.”

Le dice Jesús:
“Vicente hermano mío: Recitad esta oración de la noche

Padre vengo a pedirte en este momento por mis hermanos, vengo a pedirte en este momento, en este encuentro de oración por todos aquellos que necesitan hoy de ti, Padre mío, ayúdalos, sana a los enfermos, levanta el corazón de los abatidos, levanta el espíritu de aquellos corazones atormentados y que sufren tanto espiritualmente y físicamente.
Padre bueno y Misericordioso te pido por todos, por todas las personas que sufren, que están solas y que muy pocos se acuerdan de ellas.
Bendíceme Padre Eterno con tu gracia.
Amén.

Predícala hijo mío a tus hermanos.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Martes 2 diciembre de 2014

cruz-madera-cielo-luzLe dice la Santísima Virgen a Vicente:

“Vicente hijo mío: María es la Madre que señala el camino a sus hijos, María es el puente a lo que los hijos deben acudir para llegar a Jesús, la Madre es el puente, la unión entre los hijos y Cristo Jesús, Mi Hijo Amadísimo.
Lluvia de bendiciones caen en este suelo bendito, perforado y herido por tanto dolor y tantas divisiones inútiles, la Madre cumple su misión, ningún hijo debe interponerse en mi camino de llegar a todas las almas.
Meditad Mi Mensaje.
Amén. Gloria al Altísimo.
Leed: Jonás: C 2 V 6 al 9
Predícalo a todos tus hermanos.”

Le dice la Santísima Virgen a Vicente:

“Vicente hijo mío: Grandes cosas esperan a esta Nación, grandes bendiciones llegan para esta Nación que debe salir de la arrogancia, la prepotencia y los enfrentamientos, grandes luces iluminan el Cielo de este pueblo reservado para Dios, aquí hay una gran esperanza para el mundo entero, no queden cerradas vuestras bocas, no queden estériles vuestros corazones, es el tiempo de trabajar en la tierra.
Meditad este Mensaje
Amén. Gloria al Corazón de Jesús
Leed: 1era San Pedro: C 1 V 3 y 4
Predícalo”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sábado 8 de marzo de 2014 en el “Campito”

jesus-entrando
Dice la Santísima Virgen:
“Hijos Míos, benditos y amados hijos Míos, gracias por estar con la Madre. Hago descender sobre vosotros una lluvia de rosas, hago descender sobre vosotros gracia sobre gracia.

Os doy hijitos Míos Mi Rosario, pongo en vuestras manos Mi Rosario, para que vosotros, todos los días, recéis por la paz del mundo, por las familias, por los corazones que hoy están cegados por el odio.

Hijos Míos, hijitos Míos, aquí está la Madre llamando a sus hijos a la conversión, llamando a todos los corazones a la conversión. Mi corazón de Madre está con los hijos, con los hijos que sufren, con los hijos necesitados, con los hijos enfermos. La Madre está con todos los hijos, nadie queda desamparado.

Mi Manto Celestial os cubre, os protege y os resguarda de las insidias del malvado, rezad entonces como lo pide Mi Inmaculado Corazón. Rezad y trabajad, el mundo necesita de vuestras palabras, de vuestro ejemplo, de vuestro testimonio, el mundo necesita de vuestra entrega. El Señor os quiere obreros, os quiere trabajadores firmes y soldados decididos.

No bajéis los brazos jamás y seguid luchando todos los días de vuestra vida. Recordad que la Madre está siempre junto a cada uno de vosotros.

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.”

Dice Jesús:
“Hermanos Míos, benditos y amados hermanos Míos, os doy Mi paz, sentid Mi paz en vuestros corazones, sentid Mi presencia en vuestros corazones.
Aquí estoy. Estoy junto a vosotros, os vengo a acompañar y a guiar, vengo a conduciros, no debéis temer porque Mi Corazón Sacratísimo es la luz y la verdad, es la paz y el consuelo.

No temáis.

No bajéis los brazos y sentid que Mis palabras hoy os transforman, os hacen hombres nuevos.
Os amo a todos por igual y todos estáis junto a Mí porque sois Mis ovejas.
Que el mundo ya no dude de Mis palabras, que el mundo, que toda la humanidad, se acerque a la fuente de GRACIA DE MI DIVINA MISERICORDIA.
Estoy aquí, no lo dudéis. Os amo profundísimamente. Seguid Mi camino, Mis pasos, cada uno tome su cruz y me siga. No os olvidéis de Mis palabras y de Mis promesas.

Os amo profundísimamente y pongo en éste momento Mis manos sobre vuestras cabezas, Mis manos para sanaros. Mis manos para fortaleceros. Mis manos para que sintáis Mi profunda paz en vuestro corazón.

Sed fieles al llamado. No bajéis jamás los brazos. Sed fieles. Os amo. Os amo. Os amo.

No os sintáis indignos. Os amo

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

Os bendigo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sábado 8 de febrero de 2014 en el “Campito”

Dice la Santísima Virgen:

mano-rosario-azul

“Hijos Míos, benditos y amados hijos Míos, vengo a consolar como Madre a los corazones afligidos, vengo a consolar a los hijos que hoy lloran, a los hijos que sufren, vengo a consolar a los hijos que están enfermos. Con Mi Manto Celestial, os cubro a todos, con Mi Manto Celestial protejo a ésta Nación.

Hijos Míos, benditos y amados hijos Míos, aquí está la Madre con los hijos.Aquí está la Madre que viene a acompañar a todos los corazones y a llevarlos hacia Cristo Jesús Mi Hijo Amadísimo. El Señor siempre espera la respuesta de sus hijos. Espera un Sí de sus hijos, espera una entrega de sus hijos.

Los corazones deben responder al llamado del Señor, los corazones deben responder al pedido del Señor de una urgente conversión.

Hijos, hijitos Míos, rezad mucho. Hay tantos hijos que se han apartado de la oración, hay tantos hijos que han dejado crecer la cizaña dentro de sus corazones. Rezad y pedid la paz para los corazones, la paz para todas las familias, la paz en cada corazón del mundo entero.

Esta Madre llora desconsoladamente cuando los hijos están apartados de la verdad, cuando los hijos están en la oscuridad del pecado, cuando los hijos rechazan Mis palabras.

Abrid vuestras manos, hijitos Míos y recibid el Rosario de Mis manos y llevadlo a vuestro corazón, sentid allí Mi presencia, sentid allí en vuestro corazón el llamado que el Señor os hace a cada uno de vosotros y en forma especial.

Todos debéis ser mensajeros en el mundo de la verdad, de la paz, del amor, de la unidad. Todos debéis dejar de lado el odio, el rencor y la división y sembrar el amor, la paz y la unidad en el mundo entero.

Todas Mis palabras deben ser conocidas por todos los hijos. La Madre está con TODOS LOS HIJOS. NO HAY BARRERA, NO HAY PIEDRA QUE PUEDA DETENER MI

AVANCE HACIA CADA UNO DE MIS HIJOS!

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.”

 

Dice Jesús:

jesus-brazos-abiertos“Hermanos Míos, benditos y amados hermanos Míos, os amo a todos. Aquí estoy, pongo Mis manos en vuestras cabezas, pongo Mis manos en vuestro corazón en éste momento, para liberaros, para haceros fuertes, para que luchéis en el mundo y seáis testigos de la luz, en medio de tantas tinieblas.

Aquí estoy con Mi Corazón Sacratísimo a vuestro lado. Aquí estoy y os entrego Mi Sacratísimo Corazón para que sintáis Mi presencia, para que sintáis Mis palabras, para que llevéis al mundo el mensaje de amor y de misericordia que os da Mi Sacratísimo Corazón.

Llamo a todos Mis hermanos por igual, llamo a los jóvenes, a los niños, a los ancianos, llamo a todos hacia Mi Sacratísimo Corazón. Sed fieles a Mi pedido, sed fieles a Mi llamado y entregad vuestro tiempo y vuestras horas a Mi servicio.

Convoco, llamo, pido y necesito las respuestas de vuestros corazones. Os entrego Mi Divina Misericordia, os entrego Mi paz, Mi luz, Mi verdad.
Serenad vuestro corazón. Serenad vuestro espíritu. Dejad que Mis manos tranquilicen vuestro corazón atormentado, vuestro corazón dolorido, vuestro corazón rasgado.

Os amo. Os amo. Os amo. Jamás dudéis de Mi amor hacia vosotros. Jamás cerréis las puertas a Mi amor. Jamás pongáis trabas a Mi amor hacia vosotros. Venid a Mí si estáis cansados, agobiados, si estáis tan doloridos. En Mi Corazón Sacratísimo hallaréis respuestas, en Mi Corazón Sacratísimo hallaréis consuelo, en Mi Corazón

Sacratísimo encontraréis la verdad.

Vivid en la verdad y no en la mentira.

Poned en vuestros hogares, ENTRONIZAD EN VUESTRO HOGARES LA IMAGEN DE MI SAGRADO CORAZÓN. DIFUNDID ESTA DEVOCIÓN. LLEVAD AL MUNDO ÉSTA DEVOCIÓN.

Que los hombres no se aparten jamás de la verdad.

Que los hombres, Mis propios hermanos, no se aparten de Mi camino, todos debéis seguir Mi camino, pues en Mí encontráis la paz, pues en Mí encontráis el consuelo, pues en Mí encontráis la serenidad para vuestros corazones.

Sed fieles. Os amo. Os amo. Os amo.

Meditad. Meditad. Meditad Mis palabras.

Os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail